-Gracias por compartir y dar a este pequeño reino ambulante corazón y alas propias. Bienvenidos-
*

*

ESPECTÁCULOS EN CARTEL


*****************************

lo efímero

Imagen de Incredi ("Green happiness")



Me sobrevino un breve adormecimiento y tuve un sueño: era tan pequeña, tan pequeña, que cabía por el agujerito de una aguja de coser. Jugaba a pasar de un lado a otro y, cuando la enhebraban, saltaba a la cuerda con los hilos de colores. Hasta que un día apareció el señor Dedal  y me espachurró. Maldita fugacidad de lo feliz.

13 comentarios:

Capitán Smith dijo...

Lo esencial del estado de felicidad radica en eso, que es fugaz. Por eso la buscamos sin descanso. Sé feliz si fuiste feliz.

De cenizas dijo...

En la fugacidad reside la esencia de la felicidad...


besos

Ananda Nilayán dijo...

Si es que la felicidad es efímera y cuando menos lo esperas, desaparece.
Pero al menos deja, con le tiempo, una sonrisa en la cara.

Besos Madame, disfrute el fin de semana que para eso se ha inventado

flower dijo...

Querida Madame, por un momento me he acordado de aquella bloguera que nos tenía embobaditos con sus ocurrencias, me refiero a Mandarina azul, luego Semifusa, ¿se acuerda de ella?

A lo que iba, quería decirle que la música le va como anillo al dedo, o como Madame a aguja.

Un beso, mejor dicho, besazo, muaaaaaaaaaaaaaaaaaa,

Espérame en Siberia dijo...

Y sí. Es lo que tiene. La única constante en este universo es el cambio. Paradójico, ¿no?

¡Muá, bella!

Capitán Flirt dijo...

¡Mermelada de Vaudeville la dulce! Ummmmmmmmm

Aerynne dijo...

Precioso.
Me gusta mucho tu blog un +10 para el y por supuesto para ti , la artista.

Pásate por nuestro blog lo acabamos de empezar, espero que algún día sea tan bueno como el tuyo :)

http://lavidaenunlatido.blogspot.com/

Muchos besos Aerynne

Francis dijo...

Muy cierto. (Sonriendo) Gracias por hacerme sonreír. Toda la felicidad del mundo, madame

ñOCO Le bOLO dijo...


· Regresar. Encontrarnos. Y la vida fluye igual.
Tenga usted, Madame, mucho cuidado con los dedales. Vigile usted los dedos que la rodean y eleja, siempre, los que saben acariciar.
Yo tengo diez. Y los de los pies... también saben.

· Ñosquibi Ñosquiri a resma

CR & LMA
________________________________
·

miguel dijo...

:) Que la felicidad es efímera es ley de vida (creo)... lo bueno es que este cabaret reparte cachos de felicidad cada vez que entras en el! Muaka!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Lo efímero siempre descansa en nosotros mismos.

Saludos y un abrazo.

Madame Vaudeville dijo...

He estado de vacaciones estos días, pero ya he regresado.
¡Y vuelvo con fuerzas renovadas para hacerles disfrutar y descubrirles mi pequeño mundo!
Abrazos para tod@s y todo mi cariño.

Soy ficción dijo...

Es efímera, pero maravillosa!