-Gracias por compartir y dar a este pequeño reino ambulante corazón y alas propias. Bienvenidos-
*

*

ESPECTÁCULOS EN CARTEL


*****************************

cafeína



La señora Cafetera pidió a don Televisor de la Cocina que diera a todo el mundo una queja: nunca nadie le había invitado a tomar una taza de café en horas de fiesta.
El señor Terrón -que no conocía la dulzura- gruñó desde su azucarero color fresa. 
Doña Agua De Grifo -que ni frío ni calor- hizo caso omiso a la triste nueva.
Tuvo que ser el pequeño Filtro -siempre dispuesto a filtrar información -quien avisó al señor Café Molido Mezcla para que se apiadase de ella. 
Éste arengó a sus compañeros -con su labia fluida y su capacidad para aunar fuerzas- y, juntos, trabajaron como cada día con la señora Cafetera, le reservaron a escondidas un poco de su linfa intensa, y... ¡tachán!... al fin pudo degustar un sabroso café -fuera de las horas de servicio- a escondidas de su dueña.
Gracias, pequeña Carla,
por ser mi inspiración.

16 comentarios:

De cenizas dijo...

Walt Disney en prosa. Esta noche espiaré a mi cafetera... hace tiempo que sospecho que el consumo de café...


besos

Ananda Nilayán dijo...

Gracias por hacerme sonreír y lo más importante: por volver a hacer que mi niña interna sueñe :)

Abrazos y besos

(Y el tostador??? siempre me ha parecido algo sospechoso...)

miguel dijo...

Aunque actualices poquito, no pierdes tu esencia :) un 10 para la unión de cuento, imagen y música. MUAK!

Belén dijo...

¿hace un te?

besicos

Capitán Flirt dijo...

Un rico café "noir" compartiendo mesa con usted, querida Madame, y con Ella, ha de ser la esencia del lujo.

(Su divertida historia me retrotrajo a una "rebelión de los electrodomésticos", esa fue toda la Rebelión).

flower dijo...

Yo siempre fui de café descafeinado, y fíjate que me parece que ni me pega. Per oes que si no, no pego ojo.

Besazo,

Francis dijo...

Cuento rimado para niñas despiertas. Un beso para la pequeña Carla. Otro para usted con regusto a café.

No decir dijo...

Me he subido a este pequeño cabaret ambulante y he salido facinada. saludos a esa pequeña carla que te inspiro un beso.

Espera a la primavera, B... dijo...

Me gusta eso que dices del reino ambulante, me recuerda al castillo ambulante...

... todos somos algo así como penínsulas o islas, o continentes a la deriva. Lo importante, supongo, es no tener rumbo, no ser predecibles. El arte es algo así, como un país sin sociedad cartográfica propia, que no se atreve a la línea recta, que no acepta meridianos ni paralelos, ni fronteras.

Me gusta lo que veo, entraré a partir de ahora, más a menudo.

alba dijo...

Volviendo a ser màs tu, sensible y creativa :) Tq hermana

Madame Vaudeville dijo...

¿Les apetece un cafetín? Ahora mismo me voy a la cocina del cabaret y les preparo algo rico, rico con cafeína y algún postrecillo :)
Besos aromáticos para tod@s y mi bienvenida a "No decir" y "Espérame a la primavera, B".
MUA!:*

Madame Vaudeville dijo...

Carla es un amor de 6 años hecho niña!! ♥

Nina dijo...

¡Hermosa entrada!

Besos
Nina

Capitán Smith dijo...

Hablar de café es como decir mi otro yo, llevamos tanto tempo juntos que miro la taza y veo mi pasaporte. Mis saludos a los cultivadores de café, de rosas y bombones.

Madame Vaudeville dijo...

Nina...
Capitán...
Gracias por venir y regalarme sus granitos de café en forma de palabras :)

Soy ficción dijo...

Me ha sacado una sonrisa enorme este textito!