-Gracias por compartir y dar a este pequeño reino ambulante corazón y alas propias. Bienvenidos-
*

*

ESPECTÁCULOS EN CARTEL


*****************************

selenitas

Imágenes de Al Magnus




Él habitaba junto al mar.

Salió en su barca una noche de niebla
y pudo admirarla por primera vez.

Ella se desvanecía entre las aguas,
esperando a que naciera el amanacer.

Desde entonces, el marinero la idolatra.

Cada noche navega para verla marchar,
difuminada en el líquido espejo, al alba.

Crepuscular luna nueva.
Puesta de luna.
Ocaso en el mar.

*

Permitan que comience este espectáculo dedicando estos cuentitos, escritos hace dos años en un momento de inspiradora holganza cabaretera, a las creencias lunáticas.
Es bien conocido que el influjo de la energía lunar en las personas, principlamente en los artistas, crea diversos estados anímicos. Pero han de saber que existe una fase -que se corresponde con la llamada Luna gibosa- en que el Sol ilumina tres cuartas partes de la cara lunar visible desde la Tierra.
Esta Luna, que tiene lugar cuatro días antes de la Luna llena, tiende a unir, a conectar a los seres animando a la comunicación. Favorece así un buen momento para las relaciones, que se tiñen de esperanza, y hace que se tengan las ideas claras, propiciando que las iniciativas de trabajo tengan óptimos resultados.
Es la fase lunar inspiradora de los artistas, siempre que no se pierdan en sueños y tengan la energía conveniente para concretar sus ideas.
Ya saben, queridos espectadores, esta noche, (ad)miren a la Luna por un instante y sueñen bien.


Persigue tus sueños -

le dijo una voz como el susurro del viento.

Salió de la casa en plena noche,

camisón al aire de Invierno,

y alcanzó la escalera la niña,

feliz de soñar con la Luna

y contarle, al fin, sus secretos.

23 comentarios:

Madame Vaudeville dijo...

Rescato aquí estos dos cuentos que escribí para el cabaret en el 2007 (cómo pasa el tiempo, mon dieu...), porque gracias a la luna esta mala racha que últimamente me acompaña tiene un lado positivo: la inspiración. Y eso me hace feliz.
Besos agradecidos por lo ánimos y los mimos.

¡En breve Madame Vaudeville volverá a ser esa sonriente cabaretera que era, lo prometo!

Le Mosquito dijo...

Yo es que estoy con un lunar en mi eclipse. Aún así saldré a la calle a revolotear bajo su jorobada luz.

alba dijo...

Lunática niña, como escribes... cortito pero muy lindo. Un beso guapi
Me alegra que estés mejor
:D

El futuro bloguero dijo...

Si caminas con el viento en camisón

Paseando bajo la luz de la luna.

A las once, a las doce o a la una.

Mucho frío por tener inspiración.

miguel dijo...

No sabía yo que hubiera una luna gibosa... El primer cuento me encantó.
Un beso preciosa. Y persigue tus sueños como la niña pero no te nos vayas a marchar a la luna!!!

Una
Luna
Acuna

Ananda Nilayan dijo...

Qué bonitos Madame!!! tan tiernos, tan creativos, con la escalera al cielo punteada... Esta luna nueva todo comenzará de nuevo, ya lo verá. Besos selenitas.

L_Y_R dijo...

sera por esto que llevo dos noches inquieta y sin poder dormir???

J.Himilce dijo...

Yo siempre creí en el influjo de los astros, especialmente de la Luna (como buen Licántropo q soy, jeje)...
Me encantó su cuento, precioso.
Y es q...

La Luna creciente
siempre es buena
y aún más lo es
la Luna Llena.

Lo prometido es deuda, así q espero q esa sonrisa esté de vuelta prontito.

Belén dijo...

Si que tienes razón, querida, a veces las malas rachas se convierten en buenas musas!

Besicos

la jardinera dijo...

Menudo par de dos estamos hechas...

A ver si perdemos a esas musas de vista; querrá decir que todo empieza a ir bien... ¿no?

Requetemuacksssssss,

JuanMa dijo...

Madame, es usted una joya.

Besos.

Francis dijo...

Madame Vaudeville, gracias por tanta belleza siempre. Tiene usted una sensibilidad que no deja de asombrarme. Un abrazo.

Chico dijo...

haaa ahora me dio gaanas de conocer esa sonriente...

yo conosco a la de ahora nadna mas

:( fooooo

De cenizas dijo...

Eso no lo sabía de la luna... miraré a ver si es cierto...


besos

Tögrac Së dijo...

las noches de luna llena tienen su peligro, si. De todas formas, mí me afecta más el sol. Soy más de día y sol que de noche y luna, y así soñar despierta.

un beso

Camille Stein dijo...

la luna parece el receptáculo
de todos los sueños, su caja perdida, el ansiado final del horizonte...

quizá hubo un tiempo en que nos descolgamos de esa luna hasta este destierro más prosaico

un beso

melina dijo...

encantadores tus relatos!
mirar la luna es una de las cosas que más disfruto en esta vida, siempre que puedo, claro, cuando la ciudad lo permite.

un abrazo!

Edanmir dijo...

Mi nacimiento coincidió con un Lunes ¿debo considerarme Selenita o solo lunático? Buen finde

irene dijo...

Linda espero q las malas rachas dejen buenas simientes, que las abonen las lunas y los soles y que cuando empiecen a germinar el agua alimente y los brotes sean así de bellos...como sus escritos..
Un abrazo con luz propia..

Madame Vaudeville dijo...

Huy, ¡cuánta visita! ¡Qué bien! Así da gusto ser selenita morador del numen lunático e inspirarse a tutiplén, pero, sobre todo, sonreir para ustedes.
Gracias, guapos.

Nausicaa dijo...

Soy toda una lúnatica, no sabes lo bien que te entiendo!

Buzo dijo...

Anoche, desperté con los ojos abiertos a la Luna, blanca,llena, aún pequeña y muy brillante. Por debajo asomó una inmensa nube negra abarcando lo visible y la engulló, y a su luz. Y a mi también, un sueño de frutas de mil sabores y olores, de mil lugares y colores, de mil caricias.

Gabriel Wing dijo...

Es ese momento de la alborada, cuando la luna se deshace entre los girones de la niebla matinal uno de los momentos mas hermosos para cualquier navegante. Los delfines acuden a esa hora , cuando el mar aun brilla con la ardora , cuando el mundo aun se enrosca en el sueño.