-Gracias por compartir y dar a este pequeño reino ambulante corazón y alas propias. Bienvenidos-
*

*

ESPECTÁCULOS EN CARTEL


*****************************

...

Veo crecer hasta mis ojos
figuras de silencio y desesperadas.
Escucho grises, densas voces
en el antiguo lugar del corazón.
Alejandra Pizarnik



Aunque fugaz, la fehaciente explosión de nuestro inicio me empuja, inexorable, a una última esperanza. Porque después de esta explosión final, esa que nos impidió liberar las energías compartidas y cortó de raíz toda química entre nosotros, me queda la certidumbre de saberme todavía amada.

Pienso en la posibilidad de reencontrarte, dramaturgo sentimental, entre los trazos de amor difuminados sobre los trozos de papel de mi alma, y pedirte una pieza de teatro que aclare este final triste, para mí indescifrable, que me mata.

Concibo aún la oportunidad de toparme con tus ojos en este escenario de vida, y hacerle un gesto teatral a tus pupilas opacas, un guiño -cómplice todavía- que cure mi dolor con un halo de esperanza.

Necesito acallar ese grito de aliento gélido que nace en la orilla de mis labios, decirte que llevo insomnes madrugadas queriendo creer que nuestra súbita distancia es una mera ficción de escritor, el delirio quijotesco de un actor receloso de la felicidad con la amada.

Tú ya no habitas en el interior de mis entrañas, pero yo quisiera todavía anidar en tus labios minúsculos, esos que no supieron explicar abandonos y pérdidas, esos que no saben pedir retornos, ni enmiendas, ni nada.



23 comentarios:

Capitán Flirt dijo...

Según la mitología griega, la princesa Filis de Tracia amaba a Acamas, hijo del gran héroe Teseo. Acamas había partido para combatir en la guerra contra los troyanos. A la caída de Troya, cuando la flota ateniense volvió a la patria, Filis paseaba todos los días a la orilla del mar, con la esperanza de ver regresar a su amado. Después de nueve días de larga espera, murió de aflicción, y la diosa Atenea la convirtió en un almendro, en memoria de su fiel amor y su esperanza. Cuando, transcurridos tres meses, volvió por fin Acamas, se arrodilló ante el almendro y, profundamente compungido, pidió perdón por no haber regresado antes. De repente, el árbol se cubrió con miles de flores. De esta manera Filis mostró su amor incluso más allá de la muerte.

Este duro invierno, madam, está retrasando el momento. Pero no se conoce febrero por quien el almendro no haya florecido.

De Lirium soy dijo...

Hermosas palabras, Madame, muy conmovedoras. Y nuestra Pizarnik tan en carne viva siempre.
Un fuerte abrazo. Me encanta cómo escribís, tan intensa.

El futuro bloguero dijo...

Joé.

Madame, es bello pero terrible.

Animo. Suerte. No sé...

Abrazote?

Belén dijo...

Nuestra manía de encontrar siempre una explicación a todo lo que nos ocurre... quédate con lo bueno si eso y si viene la segunda parte, bienvenida sea!

Besicos

mickname dijo...

Pobre ingrato...

:D te seguire..

Y animo que habra algun afortunado que sea consciente de lo que se pierde.Que pena el que no,¿no?

miguel dijo...

Estoy con mickname, pobre ingrato que no sabe lo que se pierde... Guapaa!! Un abrazo preciosa

m. dijo...

Ni escritor ni rollos dramáticos. Sé un poco del tema y aquí lo que pasa es que el tío se acojonó y punto. Eres mucha mujer y se acojonó, le hizo más caso a la "cabeza pensante" que al "corazón latente" (se nota que me estoy leyendo tus entradas, ¿no?... para que luego no te quejes ;P) Cuando se dé cuenta del error se tirará de los pocos pelos que le queden en la azotea... y espero que tú ya no estés ahí.
Mi abuelo lo explicaría con esta frase: no está hecha la miel para la boca del asno. Y tú eres muy mujer, y muy melosa!!! Besos, niña.

anodina dijo...

te leo siempre aunque no tenga nombre ni avatar me apena sentirte quebrada

animo

Francis dijo...

Un abrazo, madame. Y no busque respuestas cada noche. Duerma tranquila. A veces los hombres hacemos cosas sin saber por qué; o no las pensamos o las pensamos demasiado... pero no se sienta culpable nunca. Ya aparecerá el hombre que merezca su amor y sus maravillosas palabras.

Ñoco Le Bolo dijo...

.
ASP, Madame…

Un guiño de ojos puede cambiar el aleteo de una mariposa y por tanto
todas nuestras obras de teatro

Bicos ricos
_____________________________
CristalRasgado & LaMiradaAusente
.

semifusa dijo...

Madame, me conmueve leerte así...

Como más arriba te dice Futurblog, es muy hermoso, pero tan triste...

Un abrazo para reconfortarte, con todo mi cariño.

:)

alba dijo...

:(

El que siembra amor recoge amor, y tú recogerás amor seguro guapa, porque siembras toneladas cada día!!!
Muchos besis

Lunarroja dijo...

Me ha encantado el final.
... ni nada".

Así están.
Sin nada.

Definí beso, Madame.
Sus palabras son órdenes, ya lo sabe.

Basquiat dijo...

anidar en esos labios para saber, sentir nuevamente ese tacto para descubrir, la verdad robada por la distancia, la sensacion secuestrada por el recuerdo y en aquel movimiento poderla liberar.
tan exacto, narrado tan bellamente claro, con el corazon descalzo persiguiendo la luz de una circunstancia semejante al amor.
un abrazo madame, una vez más me retiro encantado.
besos

Nausicaa dijo...

Es un texto impresionante, sobre todo porque ver un pedacito de tu alma es ver algo maravilloso, bello y único.

El amor vuelve, y seras feliz, y él ya no estara. Seguro.

Anónimo dijo...

No sé si esta historia es ficción o un dato personal de M.V. pero, sea como sea... ¿Y si él la sigue queriendo y también lo está pasando mal? ¿Nadie se ha parado a pensarlo? A lo mejor él está reuniendo fuerzas para volver; tal vez sintió que aún no estaba preparado para amar de verdad, como se merece ella, quizás se sintió colapsado por tanto amor como le profesaba ella, o a lo mejor nunca sintió una relación tan en serio como la que tenía con ella y se asustó. No sé. Defiendo la otra postura porque yo también fuí (soy) así a veces... aunque ame.

Aunque no deje huella, la leo siempre, madame.

Javi.

J.Himilce dijo...

Madame... me dejó sin palabras.
Sin duda el amor volverá.

Un besazo.

De cenizas dijo...

Se puso vd. muy seria.... me dejó un poco encogido(más si cabe)el corazón.


besos

irene dijo...

Querida Madame....en el sendero asimilando experiencias, acabo de leerte en el blog de Ananda y rápido vine a verte porque tu sentir me rozó el alma...Está durilla la cosa este año con las relaciones pero seguro que salimos del dolor más grandes, con más humanidad y feminidad.... que la MAdre Tierra y que la Luna nos sigan acompañando y nos nutran...confianza en la Vida es lo que al final de verdad ayuda a los tramos más agrestes del sendero.....
Un sincero abrazo lleno de vida

manu dijo...

Está claro. No merece la pena estar así por alguien que deja de quererte sin saber por qué. Raro raro raro. El que tiene que estar mal y preocupado es el muchacho, que no se entiende ni él, jajajaja. Y tú feliz, que sabes lo que quieres y que él no te conviene, por rarito y por cambiachaquetas (muy maduro no es, te lo digo así de claro)
Mil besos, guapísima. Él se lo pierde, que ya nos gustaría a muchos que nos escribieras algo así con taaaanto amor!!!!

Clón Adrián dijo...

Puedo tomar cualquier pensamiento tuyo y llamarlo un escenario desnudo. Tus palabras caminan por este pensamiento mientras otro lo observa, y esto es todo lo que se necesita para realizar un acto de amor.
P.D. ¡Me encantaría conocerte en tercera dimensión!

Clón Adrián dijo...

Este texto lo sigo leyendo, es fascinante. Es triste lo que escribes pero sabes decirlo de una manera...
Un abrazo, comparto con todos que eres fantástica.

Anónimo dijo...

Léete el capítulo número 6 de "Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus". Creo que entenderás muchas cosas. Principalmente, que los hombres son como gomas elásticas...
Me gusta cómo escribes y el toque que tiene tu espacio. Tienes (y tiene) mucha personalidad.