-Gracias por compartir y dar a este pequeño reino ambulante corazón y alas propias. Bienvenidos-
*

*

ESPECTÁCULOS EN CARTEL


*****************************

le boudoir



BOUDOIR. n. m. Sorte de cabinet orné avec élégance, à l'usage particulier des dames, et dans lequel elles se retirent lorsqu'elles veulent être seules ou s'entretenir avec des personnes intimes.

Queridos espectadores, traduzco:

BOUDOIR. n. m. Especie de salita adornada con elegancia, para el uso particular de las señoras, a la cual se retiran cuando desean estar solas o pasar un rato con personas con las que las une una cierta intimidad.


El boudoir de este Pequeño Cabaret Ambulante guarda la esencia de Madame Vaudeville.

Desprende un intenso aroma a incienso y a velas encendidas.

Tiene una ventanita con un modesto balcón que da a la calle principal, siempre repleta de gente, donde uno puede imaginar vidas que pasan, descubrir tendales llenos de personalidad, nubes que hablan y luz entrando por las cortinas color caramelo.

Siempre hay música inundándolo todo con sonoras melodías, pero no muy alta, para que se pueda conversar tranquilamente, en buena compañía: jazz, bossa nova, canción francesa, cadencias orientales o flamenco.

Nunca faltan el té -mejor con leche y canela- y el chocolate (del puro, si es posible, y mezclado con naranja).

Una vieja estantería con libros de arte, obras de teatro y cuentos infantiles, viste las paredes junto con algunas obras de Klimt o Modigliani, viejas fotografías de artistas, marionetas, cajas apiladas vivas de recuerdos, un perchero lleno de sombreros vintage y un mágico espejo de cuerpo entero.

Todo está alumbrado por lamparitas y candelabros arabescos, de esos que dan poca luz pero reflejan un arco iris
creando un ambiente acogedor y tierno. Sexy tal vez... Mmm... Pasen a verlo.


Pónganse cómodos,

disfruten de mi pequeño boudoir ambulante y,

si les apetece -sean mujeres u hombres-

cuéntenme cómo sería el suyo,

el boudoir que desvela sus desvelos.


*

26 comentarios:

Mityu dijo...

Encantador lugar, Madame. El mío a ratos parece un recogido centro minimalista, reconfortado por los colores de la luz filtrada, por un pequeño armario que guarda esas velas, ese incienso y ... café. La seda vista dibujos lejanos y la magia del pensamiento lo completa y revisa cada cierto tiempo.

A veces hay un reloj de rosas secas y rosas de la caleta. Un extraño adorno, que sólo se puede conseguir de forma muy espiritual: dejando secar una rosa para flanquearla por dos piedras ostioneras que se han fosilizado y adquirido la forma de esas flores. Descansan sobre un quemador de incienso. Fijando la vista en él, mi espacio crece y decrece.

Un lugar que gira, Madame.

Besos.

Lula May dijo...

Maravilloso este boudoir suyo, Madame, que nos hace sentir como en casa.

Yo quiero uno como el del cuadro, sensacional.
Besos,
Lula.

Ex Traño dijo...

yo no quiero boudoir propio, prefiero el de los demas.....
me hace sentir una persona de confianza el poder conocerlos.....
es donde se estrechan los lazos y se recogen las confidencias inconfesables.....
su admirador confeso le manda un beso

Nausicaa dijo...

:) Que agradables tardes deben discurrir en tu boudoir... Ummm, como apetece.

Me temo q no tengo un rinconcito de esos, suelo susurrar las confidencias en bancos en parques solitarios, o sentada en el hierba fresca, desde donde pueda contemplar las nubes o contar estrellas.

Podemos alternar entre uno y otro :)

begusa dijo...

mmm... lo pensaré con detenimiento... últimamente ando algo justa de espacio para tener un boudoir, pero quizá haya llegado el momento de inventar uno... ;)

Ñoco Le Bolo dijo...

A.S.P. Madame

Ya me gustaría visitar su rincón.

El mío... está muy oculto,
tan oculto
que a veces no logro llegar a él
otras, no consigo huir

y en ese rincón hay:
de todo
y de todo
y de todo

Raquel dijo...

Su boudoir, Madame, refleja a la perfección la imagen que me he formado de usted: sensible, exquisita, elegante... Mil besos.

Gwynette dijo...

Exacto! te digo lo mismo que Raquel.

Me instalo y me tomo un té verde con hojas de menta y voy buscar un libro de arte de láminas bien grandes, para que pueda adentrarme en sus hojas...:-)

Besitos madame

PIZARR dijo...

Caramba Madame... a ver como explico yo esto... tengo un boudoir secreto... fuera de mi casa, en el que me gusta perderme a menudo.

En una repisa de un armario centenario de roble se amontonan velas y recipientes para colocarlas de las mas variadas formas, olores y colores.

En otra aceites y esencias de todo tipo, para baño, para quemar, para el cuerpo...

Encima de una mesa de haya reposa un jardín zen, con arenas blancas a la izquierda y negras a la derecha. Sobre las arenas blancas media docena de piedras especiales... cada una de ellas tiene una historia, un origen. Sobre las arenas negras cristales y piedras semi preciosas que se alternan según el momento, el día, el estado de ánimo... citrino, cornalina, malaquita, hematite, ojo de tigre lapislazuli, cuarzos ahumados, transparentes, rosas, piedras lunares, jade, sodalita...

La tapicería tipo Sherezade.

Las lámparillas de mesa, porque no hay luces en el techo... de cristales cubiertas con pañuelos de seda de diferentes colores, también según la ocasión...

Un hermosísimo balcón que mira a un infinito verde y eterno

En una esquina un inmenso atrapasueños colgado del techo, trenzado en blanco y negro y adornado con plumas blancas y negras también.

En una estantería unos 20 libros tan solo... pero elegidos, junto con varias libretas, plumas y cartuchos de tinta.

En un rincón, en una especie de tocador, imágenes hinduistas cuya estética me encanta... Ganeza, Lasmik, Visnú, Shiva... y una preciosa imagen de Quanji en bronce ( buda femenino )

UN BESITO MADAME

Tú lo has querido...jajajaj... creo que te gustaría visitarlo.

Lástima que no puedo perderme en ese boudoir siempre que quiero.

Hôichi dijo...

no es un mal lugar, dan ganas de quedarse

besitos

la petite sir�ne dijo...

Hola Madame,

Me ha encantado visitar su acogedor boudoir... he pasado un raro maravilloso!

... por desgracia en mi casa, con todos los que somos no tengo un boudoir... lo �nico que puedo hacer es "refugiarme" a esa peque�a habitaci�n que creo mentalmente y perderme en mis pensamientos.

Sin embargo, en mi rinconcito particular tendr�a un precioso armario en madera tallada donde estar�an todos aquellos libros que considero indispensables, sonar�a una tenue m�sica de fondo (soul, blues, R&B...) y lo que no podr�an faltar son cuadros en las paredes (de artistas desconocidos... pero con mucho talento)... iluminados con peque�an lamparillas estrat�gicamente colocadas para realzar cada obra de arte...

Madame, le invito a venir cuando lo desee a tomar ese delicioso chocolate.

Besi�os

Miss Parker dijo...

no sé bien aún como sería....de seguro con mar y la melodía de hoy: capricho árabe.
Un abrazo.

Lucía dijo...

Me conformo con pasar de visita por su boudoir y que me invite a un chocolate con toque a naranja.
Besos.

RAMMSES dijo...

En un escape de mundo gris del trabajo a ése mágico rincón suyo.
A escuchar una bossa nova como se debe, tomar el té y ver la vida pasar en tranquilidad y deleite de la buena compañía.
Unas orquídeas en algún lugar.
Un beso y abrazo madame.

nancicomansi dijo...

AY, que coquetuelo y dulce, madame!!!
chocolate, naranja, canela, cortinas color caramelo...Mhhhh...
es usted una bohemia en toda regla, a caballo entre la Belle èpoque y el París de los 20's...
me encaaaaanta!!!

el mio, déjeme que me lo piense, eso si, como soy puro caos, fuera como fuera acabaría lleno de cajas abiertas de lapices de colores, libretas abiertas y pintURAS POR EL SUELO y montones de recortes de revistas por todos lados...
creo que perdería el encanto enseguida...

muchos besos!!!

De cenizas dijo...

El suyo es... me conformo con que me invite de vez en cuando....


besos

Meiga en Alaska dijo...

Precioso boudoir! Precioso! Y como bien dice Raquel, refleja la imagen que ofreces en tu cabaret a al perfección.

En el mío de lo que hay mucho es color. Color en la alfombra, en los tapices de las paredes, y en los cojines. Todos traidos de diferentes partes del mundo: Mali, Perú, Irán, Tibet, Mexico... Plantas, también hay varias plantas. Una ventana enorme por donde entra mucha luz. Una chimenea siempre encendida en el invierno. Estanterías con muchos libros y música, muy parecida a la tuya.

Besos

miguel dijo...

Esencia M.V cien por cien.
Yo quiero un frasquito de este perfume tuyo!!!!!
Te regalo esta canción como B.SO para ambientar el boudoir del cabaret, esa habitación con vistas maravillosas...

http://es.youtube.com/watch?v=nD8oOitGehw

Sé que te encantará!!!!

Madame Vaudeville dijo...

Ainss, ainss.... que pensé que no llegaba nunca... Ainss!
Aún así, vengo sin tiempo para pararme mucho.
Me encantan sus rinconcitos!!!! Describen perfectamente a sus dueños, como imaginaba. Últimamente me retiro poco a mi cabaretesco boudoir (y buena falta me haría...), pero me alegra que les guste tanto. Aunque sin mí, pueden disfrutar de él siempre que quieran. Hay leche en la nevera, hojitas de té y cajas repletas de chocolate. Elijan un sombrero, enciendan una vela de aroma a caramelo y bailen lento mientras la brisa entra por el balcón abierto.
Muchos besos!!!!

Madame Vaudeville dijo...

Ah, miguel, acabo de ver el vídeo. Me requetechifla Henri Salvador!!!!! Y el vídeo es espectacular!!!! No lo conocía, aunque la canción sí, claro, por supuesto, jejej. Adoro las deliciosas virutas musicales de Henri Salvador, mezcla de canción francesa, melodía antillana, bossa nova y jazz. Y la letra de este tema es lindísima!!!
Qué vistas tiene ahora el boudoir, mon dieu!!! Qué belleza!!!
Gracias por su B.SO
MUA!

Arcángel Mirón dijo...

Las paredes serían bibliotecas. Desde el techo al suelo. Habría sillones cómodos, una chimenea, y dos o tres ventanales con vista al mar.
La felicidad se justifica en sí misma, Madame.

:)

Francis dijo...

Mi boudoir tendría también muchos libros y un butacón para mí solo, con un foco de luz para las lecturas nocturnas y al lado un equipo de música, con tocadiscos todavía, para escuchar mientras leo con unos auriculares. Una selección de vinilos me esperarían en un cesto de mimbre: Carlos Gardel, óperas y Bach y Chopin. Entreabierta, una ventana al jardín, de un verde intenso cuando es iluminado por el sol y vivo de grillos cuando la luna irrumpe, entrando a través de las cortinas blancas, con su luz, en mi solitario rincón.
Un abrazo, bella madame. Su boudoir es casi tan delicioso como usted.

nanuk dijo...

No sé por qué... pero me siento muy identificada.
Tu boudoir es mi boudoir, aunque yo le añadiría cubitos de hielo al té, jeje.
¿Nanuk? Oui, c'est moi!

RENÉ dijo...

QUÉ TAL AMIGA VAUDEVILLE!!
Y SI CREAMOS EL AMBIENTE BOUDOIR A LA INTEMPERIE?
ENTRE PAREDES ROCOSAS..ALGO AÑOSAS..ARRIBA EN LA MONTAÑA..CON UNA VISTA DEL MUNDO A LO LEJOS..
TAL VEZ SEA UNA OPCIÓN ALGO ESTEPARIA.
VEAMOS
Y SI ELEGIMOS UNA PIEZA GRANDE..CON UNA CHIMENEA DE PIEDRA..LEÑOS ENCENDIDOS..
CAMBIAS LA MÚSICA PR EL CANTO DE LOS GRILLOS..
UN VINITO COMPARTIDO CONTEMPLANDO LAS LLAMARADAS..
ARQUITECTURA DE MADERA..
VIGAS DE RAULÍ..ROJO..
VELAS!..SIN LUZ ELECTRICA..
CANDELABROS ALARGADOS..
HUMMM!!ME ENREDÉ..AHORA NO SÉ DONDE COLOCAR Y DECORAR LA MESA..
ME PERDÍ..ENTRE CÁLIDOS AMBIENTES..EN UN DÍA FRÍO..CON LLUVIA..
TE DEJO MUCHOS CARIÑOS..AMIGA

eSadElBlOg dijo...

el mio tiene dos viejas mecedoras frente a una chimenea, aunque a veces prefiero la mullida alfombra que hay en el suelo. Las paredes están cubiertas de libros leídos y por leer. En un rincón hay una vieja gramola y unos discos rallados del jazz más antiguo, pero tambien tengo un cd para el rock, el blues y los valses de tchaicovski. Por la ventana entra el sol por la mañana y la luna y ruído de mar por la noche, solo a veces cierro unas cortinas de seda para que bailen movidas por el viento. Hay un mueble bar y siempre hay café y te hechopara quien quiera venir a charlar un ratito. La puerta siempre está abierta.

FER dijo...

Perdón también por mi ausencia en su blog...

En mi boudoir siempre hay sitio para el mal y el buen humor, y yo los sazono con un poco de sal y besos. Me gusta pensar que es como un libro con las hojas sin cortar.

Mil besos